La palabra sirena proviene del griego Σειρήν Seirến, que quiere decir encadenado, lazo o cuerda y que sin duda nos hace recordar el poder cautivador y seductor que ejercían las sirenas y del cual