Del latín Heylel que quiere decir “portador de luz”, Lucifer era para la mitología romana el dios equivalente al dios griego Eósfero (Έωσφόρος) o “portador de la Aurora.” En un principio este dios no