Podemos asegurar que casi cualquier cultura tiene su propio mito de la creación del ser humano; sin duda, el más conocido de todos es el de Adán y Eva que fueron creados por Dios al inicio de