Hace algunos meses les hablábamos de los fantasmas que moran en casas embrujadas y que se hacen presentes de vez en cuando con gemidos, lamentos o cambiando cosas de lugar en el mejor de