Los condes infernales

Hace  tiempo hablamos en el blog de la jerarquía infernal o la corte infernal que, al igual que la jerarquía angelical y de acuerdo con varios estudiosos y demonólogos, pretende organizar a los distintos tipos de demonios que hay en el infierno. Hoy, sin embargo, queremos profundizar un poco más sobre el tema hablando de los condes infernales.

Los condes infernales son, de acuerdo con el Gran diccionario del ocultismo (Mares, 2005), diez demonios de gran importancia que conocen el pasado y el futuro y, además, su poder es tal que pueden destruir ciudades completas. Desde luego, cada uno de estos diez demonios tiene a su cargo distintas legiones de demonios menores y además pueden ser evocados a cualquier hora del día, incluso entre personas no expertas.

Barbatos

Demonio Barbatos

Barbatos. Su nombre significa Barbudo o Barbado. Es un poderoso demonio que tiene a su cargo treinta legiones de demonios, además de cuatro reyes para dirigir a dichas legiones. Barbatos reina los bosques y las selvas; también se dice que puede adivinar el futuro mediante el canto de las aves, el mugir de los toros y el ladrido de los perros. Algunos aseguran que esta capacidad de entender a los animales es un poder que puede transferir a los humanos. De acuerdo con algunos demonólogos, este conde o duque infernal puede estar subordinado a Astaroth o Belcebú.

Botis. También es conocido como Otis y generalmente toma la forma de una serpiente con dos cuernos en la cabeza y con enormes colmillos. Es un demonio muy poderoso que, según algunos demonólogos, preside la segunda orden del infierno y tiene a su cargo sesenta legiones de demonios menores. Al igual que todos los condes infernales, puede conocer el pasado, el presente y el futuro. Está bajo las órdenes de Agaliaroth. 

Furfu

Demonio Furfu

Furfu. Tiene a su cargo veintiséis legiones de demonios menores y quien lo invoca lo verá aparecer en forma de ciervo con extremidades de hombre, además de que un rayo, un trueno y un relámpago preceden a su aparición. Entre sus poderes está causar tormentas; sin embargo, los que lo invoquen deberán tener mucho cuidado, pues este demonio acostumbra a responder todo lo que se le pregunta con mentiras, así que es muy fácil ser engañados por este demonio. 

Raym. Con un total de treinta legiones de demonios a su cargo, este conde infernal perteneciente a la orden de los tronos,  toma la forma de un cuervo. Entre sus poderes está la de destruir ciudades o dar dignidades a todos aquellos que le adoran.

Halfes. Es un demonio que toma la forma de cigüeña cuando es invocado y que tiene a su cargo veintisiete demonios menores. Además de destruir ciudades, puede provocar las guerras más sangrientas jamás imaginadas.

Vinio. Con un total de diecinueve legiones de demonios menores a su cargo, este conde infernal además de conocer el pasado, también puede construir casas y llenar ríos. Todos aquellos que lo invocan lo verán aparecer montando un caballo negro con la forma de un león con una víbora en la garra.

Los condes infernales

Demonio Ipes

Ipes. También se le conoce con los nombres de Ipos, Aiperos, Ayperos o Ayporos. Tiene a su cargo treinta y seis legiones de demonios. Además de pertenecer a los diez condes infernales, algunos demonólogos aseguran que es también un duque e incluso uno de los príncipes del infierno. Los que lo invocan lo verán aparecer bajo la forma de un ángel con cabeza y patas de ganso. Entre sus poderes está  conceder talento, valentía, ingenio y audacia a los hombres que hagan un pacto con él.

Murux. Se le conoce también como Marax, Morax o Foraii. Tiene a su cargo treinta y seis legiones de demonios menores, además se le considera como Príncipe de los demonios familiares. A menudo toma la forma de un gran toro; sin embargo, cuando es invocado aparece con forma humana. Enseña a los hombres que lo invocan sobre astronomía, además de ofrecer espíritus familiares. 

Zarbos. A este demonio se le considera el Gran Conde de la Corte Infernal y suele adoptar la forma de un hermoso y varonil soldado montando un cocodrilo. Está a cargo de treinta legiones de demonios menores.

Fuentes:

  • Mares, Roberto. Gran diccionario del ocultismo Grupo Editorial Tomo, 2005.
  • Wikipedia.

Agrega un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *