¿Por qué se cree que los gatos tienen siete vidas?

¿Por qué se cree que los gatos tienen siete vidas?Seguramente, en más de una ocasión habrán escuchado que los gatos tienen siete vidas (otros incluso dicen que tienen nueve vidas, especialmente en países anglosajones) pero, ¿alguna vez se han preguntado si es cierta esta creencia? y, si no lo es, ¿de dónde surge?

Desde luego, los gatos son animales que han alimentado constantemente el imaginario colectivo alrededor del mundo; se les ha relacionado con las brujas, con el diablo, con el mal, con la mala suerte, con la magia, con monstruos cuando viven más de lo que indica su expectativa de vida natural; aunque también el gato ha sido visto como un ser de adoración entre distintas culturas antiguas como la griega, la egipcia y la india, por sólo mencionar algunas. 

Quizá por lo anterior, no hay otro animal en el mundo más indicado para portar orgullosamente el mito de tener siete vidas. Pero, vamos por partes y tratemos de desentrañar el origen de esta creencia. Y vale la pena comenzar no con las siete, sino con las supuestas nueve vidas que tienen los gatos.

Las nueve vidas del gato

¿Por qué se cree que los gatos tienen siete vidas?En la mitología del antiguo Egipto, donde nuestro curioso felino siempre fue considerado como un ser sagrado y donde, de hecho, Bast o Bastet, la diosa del amor era precisamente representada con cabeza de gato.

Pues bien, en el antiguo Egipto encontramos la Pesedyet, una palabra que más tarde los griegos llamarían Enéada, que es decir nueve. La Enéada o Pesedyet nos habla de los nueve dioses que conforman la cosmogonía Egipcia: Atum, Shu, Tefnut, Nut, Geb, Isis, Osiris, Neftis y Seth. Según el mito, el dios solar Atum-Ra se unió a los otros ocho dioses tomando la forma de un gato y, desde luego, adoptando las nueve vidas de los nueve dioses. De ahí, se explica no sólo que el gato fuera sagrado entre los egipcios, pero también se explicaría el origen de la creencia de que los gatos tienen nueve vidas.

¿Por qué se cree que los gatos tienen siete vidas?

Sin embargo, esto no resuelve la incógnita de las siete vidas del gato, ¿en qué momento las nueve vidas del gato se convirtieron sólo siete? ¿cuándo perdió esas dos vidas?

Es difícil dar respuesta a lo anterior, aunque quizá esto se pueda explicar con la creencia, también muy antigua, de que el número siete es un número mágico y lleno de gran misterio: siete pecados capitales; siete maravillas; siete días de la semana en el que, de acuerdo con las sagradas escrituras, el séptimo día debía considerarse como sagrado; siete colores del arcoiris, etc. 

Dentro de la simbología, el número siete se compone del número 3 (considerado también un número sagrado) y del número 4 (considerado un número terrenal). Es decir, que el número siete es una especie de puente entre el cielo y la tierra.

Y aquí es donde posiblemente entre nuestro amigo felino. La figura del gato, como ya lo comentamos al principio ha estado rodeada de gran misterio. Algunos lo consideran bueno, otros malo; algunos lo adoran, otros le temen y lo persiguen. Al igual que el siete, podría decirse que el gato es un animal que está entre el cielo y la tierra, o mejor dicho, entre el cielo y el infierno. Si a esto agregamos la impresionante agilidad que tiene este animal de saltar desde grandes alturas, caer de pie y además salir casi siempre ileso; entonces entenderemos el por qué se dice que los gatos tienen siete vidas. 

Agrega un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *