Las brujas de Naica

Las brujas de Naica

Todas las noches, en punto de las 10:30 pm, los pobladores de Naica se guarecen temerosos en sus casas dejando completamente vacías las calles de este pueblo del municipio de Saucillo, en el Estado de Chihuahua, México. ¿La razón? Las brujas de Naica.

Naica es una ciudad minera fundada en el siglo XVIII, actualmente es conocida como la capital mundial de las brujas. A los viajeros les sorprenderá que en punto de las 10:30 de la noche, la iglesia del pueblo hace sonar sus campanas a modo de aviso para que todos abandonen cualquier actividad y se vayan a sus casas o corren el riesgo de enfrentarse a las brujas de Naica quienes salen de las minas en forma de bolas de fuego (una especie de fuegos fatuos) para llevarse a las niñas, mujeres jóvenes, o a cualquiera que se cruce en su camino, para convertirla en bruja.

Uno de los casos más conocidos es el de Monse, como la llamaban en Naica. Esta joven panadera salía todos los días de su trabajo a las 9 pm. Una noche, al salir de su trabajo, se entretuvo en el lago viendo el reflejo de la luna llena, cuando comenzaron a sonar las campanadas de la iglesia Monse se dio cuenta del peligro, así que salió corriendo hacia su casa. Infortunadamente, ya fue demasiado tarde, pues las bolas de fuego comenzaron a salir de las minas, una de ellas alcanzó a Monse y se convirtió en una malvada bruja que después de morderla y hacerla desmayar, se la llevó con ella para convertirla en bruja. Al menos eso creen los pobladores de Naica, pues nunca se le volvió a ver a la joven.

Pero, ¿quiénes son las brujas de Naica, cuál es su origen?

No existe mucha documentación al respecto, sin embargo, algunos aseguran que durante la época de la Colonia se realizó en la Ciudad de México un juicio contra una dinastía de hechiceras venidas de España y que había llegado hasta Naica. Esto es poco probable si tomamos en cuenta que Naica se fundó aproximadamente en 1928, cuando México ya era un país independiente.

Independientemente cuál sea el origen de estos malévolos seres, lo cierto es que todas las noches Naica queda completamente desierto, pero quizá el día más aterrador sea el 31 de octubre cuando se dice que las brujas salen a secuestrar a niñas y jóvenes; por ello, los pobladores ese día no se conforman con guarecerse en sus casas, sino que abandonan completamente Naica haciéndolo lucir como un pueblo fantasma.

Agrega un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *