¿Qué son las runas?

runas

La palabra Runa se deriva del protogermánico que en sus orígenes signficaba rugir, de ahí pasó al nórdico antiguo run que significa misterio, secreto o escritura secreta. más tarde el término sería adoptado por otras lenguas con significados similares, por ejemplo, en inglés antiguo se le conocía como raun o rowan, mientras que para el inglés moderno es conocido como rune; por su parte, el alemán lo adopta como runen y en todas las lenguas nos da una noción de “secreto” o “susurro”.

Las Runas son pues, símbolos o letras utilizadas antiguamente por los vikingos en el Norte de Europa y que eran a menudo líneas rectas talladas en madera o grabadas en piedra (piedras rúnicas), aunque también se ha encontrado escritura rúnica tallada en huesos o en metales.

Pero, ¿cual es la particularidad de las runas?

De acuerdo con la antigua tradición nórdica las runas tenían poderes mágicos y adivinatorios ya que los dioses hablaban a través de ellas. Cuenta la leyenda que Odín, el principal dios de esta cultura, tuvo que pasar 9 días y 9 noches amarrado a un árbol para poder dominarlas y apoderarse de ellas.

En un principio se les utilizaba como una forma de comunicación; sin embargo, ya que los dioses hablaban a través de ellas, pronto comenzaron a verse como una especie de oráculo. Por ello no es raro que las encontremos en armaduras, joyas, urnas funerarias, lápidas, peines, bastones, tablillas, espadas y demás utensilios de reyes y comerciantes, de esta manera las runas contaban la vida y los actos valerosos de estos; se piensa que cuando se utilizaban las runas para hablar de una persona se le declaraba oficialmente muerta y los familiares podían entonces disponer de la herencia. Las runas también fueron utilizadas para escribir maldiciones contra los que quisieran apoderarse de las pertenencias del difunto o, incluso, invocar al dios Thor.

Su uso pasó del Norte al resto de Europa y llegó incluso a Estados Unidos; sin embargo, dadas sus supuestas cualidades mágicas, durante la Edad Media fueron vistas como cosa del demonio y todo aquel que fuera descubierto utilizándolas era acusado de brujería y condenado a muerte.

Volviendo a las propiedades mágicas de las runas, se dice que cada una representa un concepto, por ello no es extraño que se les conozca también como alfabeto mágico. A pesar de que en la antigüedad se utilizaron varios alfabetos rúnicos, el más conocido en aquel entonces e incluso en la actualidad es el germánico, conocido con el nombre de futhark conformado por 24 letras o runas, divididas en tres grupos de 8 runas cada uno.

Otro alfabeto rúnico que gozó de gran aceptación durante el siglo VI fue el anglosajón, compuesto por 28 runas y que en el siglo IX alcanzaría las 33 runas. Más tarde surgió el alfabeto escandinavo con sólo 16 runas nórdicas.

Actualmente, se utiliza un alfabeto de 24 runas, más una en blanco que representa al karma. A grandes rasgos, ara leerlas o para realizar una tirada de runas, se colocan en una bolsa y se extraen cuatro que son colocadas en forma de cruz; la primer runa indica el asunto, una segunda runa colocada a su izquierda habla de la influencia, la tercer runa es colocada debajo y representa a la persona, la última runa se coloca encima y representa el resultado del asunto planteado o de nuestra pregunta.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *