Propiedades cebolla: beneficios afrodisíacos

cebollas

La cebolla, cuyo nombre científico es allium cepa, es una planta perteneciente a la familia de las liliáceas que, al igual que el ajo, desde los tiempos más remotos se le ha conferido propiedades mágicas y medicinales, por lo que ha sido muy valorada en diferentes pueblos alrededor del mundo.

Sin embargo, aunque la cebolla resulte una excelente ayuda contra diversas enfermedades, el tema que nos ocupa este post será para la mayoría más interesante: si el ajo es el rey en la lucha contra los vampiros y antiguamente muchos cazadores de “no-muertos” lo utilizaron como su principal verdugo; la cebolla es en definitiva y si temor a equivocarnos, la verdadera reina en la elaboración de pócimas afrodisíacas y filtros para el amor.

La cebolla era pues utilizada antiguamente en los casos más severos de impotencia y debilidad sexual, pues se creía que algunos de los componentes de contribuían a mejorar el flujo de sangre irrigada al pene. Es muy probable que el componente en cuestión fuera la aliina, dado que en el caso del ajo es muy alta, se constituye como una amenaza directa a los vampiros; sin embargo, en la cebolla la cantidad de aliina es significativamente menor, entonces contribuiría a la irrigación sanguínea y, por ende, en las “cuestiones amorosas.”

Hay quienes afirman, sin embargo, que las propiedades afrodisíacas de la cebolla no se encuentran precisamente en la aliina, sino en los aminoácidos que le confieren su olor característico; lo cual es un tanto difícil de creer, pues un olor tan fuerte como el de la cebolla resulta para la gran mayoría de las personas desagradable.

Por tal motivo, no es de extrañar que incluso en la antigua Roma la cebolla gozara de gran reputación, el poeta Ovidio en su famosa obra El arte de amar (publicado entre los años 2 a.C y 2 d.C) afirmaba que las cebollas añadían virilidad, mientras que purificaban la sangre de las mujeres. Sin embargo, la reputación de la cebolla blanca llegó aún más lejos, en países orientales se consumía como ingrediente esencial en platillos considerados afrodisíacos, como las ensaladas. Entre los platillos más famosos encontramos el de freír la cebolla y al menos un par de yemas de huevo en aceite de olivo y condimentarlo con algunos otros ingredientes que se supone también gozan de estas propiedades aunque en menor grado, como es el caso del mismo ajo y/o el orégano.

Aunque nunca se ha logrado comprobar científicamente que la cebolla sea un afrodisíaco, resulta imposible no relacionaría con los menesteres amorosos. En el antiguo Egipto, por ejemplo, la cebolla era un agente tan poderoso que los sacerdotes tenían estrictamente prohibido su consumo para evitar distracciones propias de la lujuria.

Quizá sean los árabes los que mayor tradición tienen en el consumo de la cebolla como afrodisíaco, de hecho una leyenda árabe muy famosa cuanta como el Sheik al-Nefzawi lograba mantener una erección por más de 30 días consumiendo durante tres días consecutivos un platillo donde la cebolla y la carne eran los ingredientes esenciales, una variante era consumir las cebollas machacadas y mezcladas con miel de abeja. Sobra decir, que estas recetas no eran recomendadas para un humano normal pues las consecuencias podían ser desastrosas.

2 Comentarios
  1. Emma
    enero 17, 2012 | Responder

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *