¿Qué es el Limbo?

limbo_dore

Para la teología católica romana el limbo es un lugar indeterminado a donde van las almas de los que murieron sin ser bautizados, generalmente niños muy pequeños para tener pecados pero que siguen con el pecado original a cuestas. La palabra limbo se deriva del latín limbus que se refiere a un lugar que limita con el infierno.

Aunque a menudo se mencione el Limbo, cabe mencionar que no es mencionado como tal en los textos bíblicos. Quizá la ausencia de menciones sobre el Limbo en escritos bíblicos sea la causa de que los teólogos no se hayan puesto de acuerdo en torno a las característicos del mismo. En el Limbo de los niños o Limbus Infantium, los niños no sufren ninguna clase de tormentos, sólo el dolor que les causa no haber recibido a Cristo en el bautismo durante su corta vida; otros teólogos, sin embargo, afirmaban que en el Limbo no existía ninguna clase de sufrimiento o miedo, los pequeños vivían en un estado de alegría natural. No debe confundirse este lugar con el cielo donde las “almas buenas” como recompensa viven eternamente en un estado de alegría, paz y junto a Dios; el Limbo entonces, se entiende como un lugar intermedio para los niños que no conocieron la gracia de Dios, pero al no tener ningún pecado —salvo el pecado original—, viven en un estado de alegría natural, quizá deba aclararse que es una alegría propia de los niños.

También se habla del Limbo de los Patriarcas o Libo de los padres donde se dice que habitan los justos fallecidos antes de la primera venida de Cristo, conocidos como los patriarcas. Se dice que los que habitan aquí son los patriarcas del Antiguo Testamento como Abraham o Moisés y permanecerán ahí hasta que Cristo vaya por ellos y los lleve al cielo.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *