Círculos en cosechas: fenómeno OVNI

circ_cosechas

Los círculos en cosechas o círculos en los cultivos son dibujos de una complejidad extraordinaria que aparecen en los campos de cultivo alrededor del mundo, aunque también han aparecido en arena, nieve, campos, etc.; dado que son dibujos inmensos que sólo pueden apreciarse con vistas aéreas y que aparecen en segundos, parece imposible que sean obra de los humanos, por lo que se piensa que forman parte del fenómeno OVNI y que los extraterrestres responsables de estos diseños pretenden dar un mensaje a la humanidad.

circ_cosechas2

Este fenómeno es más antiguo de lo que se puede imaginar, ya en el siglo XVIII se hablaba del asunto y algunos afirman incluso que desde el siglo VIII ya se tenían reportes. Sin embargo, es en pleno siglo XX, a finales de la década de los 70 cuando comenzaron a aparecer los primeros círculos en Inglaterra, ya para 1980 el fenómeno se recrudece y encontramos cada vez más reportes de los círculos en las cosechas relacionado con la aparición de platillos voladores. Se dice que durante los últimos 20 años del siglo XX se reportaron más de 10,000 casos alrededor del mundo.

Aunque en 1991 Doug Bower y Dave Chorley informaron al periódico inglés Today que ellos eran los responsables de la creación de los primeros círculos aparecidos a finales de la década de 1970, estos no han dejado de aparecer en todas partes del mundo. Por teorías no hemos parado, las hay tanto del lado escéptico, como de ufólogos y de los que creen en el fenómeno OVNI. Se ha intentado interpretar estos dibujos con símbolos alquimímicos, matemáticos y astrológicos sin ningún resultado.

Crop_circles_Swirl

Algunos estudiosos del tema afirman que estos diseños están formando una cartografía espacial que nos ayudará a descubrir donde se encuentran los mundos con posible vida extraterrestre. Por último, no faltan los que afirman que estos dibujos son parte de una burla de personas que quieren hacernos creer y fantasear con extraterrestres y posibles mundos habitados.

Lo que más llama la atención de estos dibujos, independientemente de la autoría extraterrestre o humana, es la periodicidad con que aparecen: al inicio de la primavera y hasta el final de cada verano; además, las plantas no están quebradas, sino dobladas y, se dice que algunas investigaciones han encontrado radiactividad. Con lo que se fortalece la teoría extraterrestre, a pesar de la confesión de la autoría de Bower y Chorley en 1991.