Curación con las manos

mansan

Como todos sabrán existen dos tipos de medicinas: la medicina tradicional o alópata, que es la medicina que estudia la causa de los síntomas para aliviarlos a través de distintos fármacos; la medicina homeópata o alternativa, practicada generalmente en países de Oriente, parte del principio de que todas las enfermedades tienen su origen en un desequilibrio espiritual que provoca el deterioro del organismo y como tal, debe ser tratadas con métodos que ataquen el problema de una manera integral y no se centren en el órgano afectado. Dentro de la medicina alternativa encontramos muchas corrientes que se encargan de curar a través de distintos métodos: la acupuntura, el reiki, la reflexología, entre muchas otras.

La medicina alternativa ha curado algunas enfermedades que la ciencia médica no logró resolver; son bien conocidos los casos de enfermos a los que la medicina tradicional daba por perdidos que llegaron a la medicina alternativa como último recurso y hoy en día siguen vivos. La ciencia no ha logrado explicar hasta ahora el mecanismo por medio del cual un cuerpo puede llegar a sanar a través de estos métodos y aunque los resultados de la medicina alternativa los atribuyen a un efecto placebo en el que la mente y la sugestión del enfermo juegan un papel determinante en su curación, no dejan de sorprendernos los casos de éxito de pacientes sanados completamente..

Uno de los métodos más conocidos y que recientemente está cobrando un gran auge es la de la curación a través de las manos, mejor conocida como reiki. Los practicantes de la curación con las manos creen que éstas tienen un gran poder que puede ser incrementado con la energía interna del que tiene este don; las manos funcionan como una herramienta para mover y canalizar la energía tanto positiva como negativa de la persona a la que se desea curar. Aunque son pocos los que ejercen la curación con las manos, se dice que cualquiera puede desarrollar este poder que es conocido como chi kung o manos de luz.

Entre los casos más famosos de curación con las manos, que incluso llegó a ser investigado por especialistas, es el de un curandero húngaro de nombre Estebany. Durante la investigación un grupo de ratones con diferentes heridas fueron puestos en las manos de Estebany durante 20 minutos dos veces al día; mientras que otro grupo de ratones en las mismas condiciones fue entregado a unos estudiantes de medicina para realizarles curaciones durante el mismo periodo que los ratones de Estebany; sorprendendentemente, los científicos encontraron que los ratones de Estebany sanaron más rápido. Otro de los estudios demostró que las plantas que habían sido tocadas por Estebany crecían más rápido.

Agrega un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *