Trolls: historia

822px-John_Bauer_1915Después de algunos días de ausencia, hoy toca el turno para hablar de los Trolls, seres elementales que forman parte de la mitología nórdica, especialmente Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia. El origen del vocablo Troll sigue siendo incierto, sin embargo, han quienes afirman que está relacionado con el comportamiento violento; para la mitología Escandinava, Troll se refiere a cualquier ser extraño, incluyendo otros elementales; mientras que para los suecos, la palabra trolleri se usaba para referirse a un tipo especial de magia que causaba daño.

Regidos por la Luna, de donde obtienen su energía, los Trolls son elementales de la tierra, por esto es posible encontrarlos en lo más profundo de las cuevas o en los bosques más oscuros y siempre alejados del contacto humano, en caso de llegar a encontrarse con ellos, el Troll puede ser capaz de proporcionarle toda clase de regalos o brindarle su ayuda si realmente lo necesitan, aunque esto no se da muy a menudo.

Físicamente son grotescos, se caracterizan tener una gran nariz y porque son además extremadamente feos (todo lo contrario a los elfos), además son sucios y descuidados, de cabellera enmarañada y sucia; su estatura puede ir desde el tamaño similar a un gnomo, o incluso más pequeños alcanzando solamente 10 cm o llegar a ser verdaderos gigantes de más de cuatro metros de altura. Otra aspecto que distingue a los trolls de otros seres fantásticos es que tienen únicamente cuatro dedos tanto en pies como en manos, que son generalmente más cortas en proporción con su cuerpo, y algunos de ellos tienen sólo un ojo. Es común que los Trolls carguen consigo grandes riquezas y tesoros que cuidarán con gran celo y sólo se desprenderán de ellas cuando algún compañero se encuentre en peligro.

Una de las principales razones por la que viven en sitios alejados y oscuros como los bosques y las cuevas, se debe a que pierden sus poderes al salir de ellos, lo que los convierte en presa fácil de sus principales enemigos, los gnomos, quienes al saberlos debilitados les hacen sufrir toda clase de torturas; aunque por el contrario, si un Troll tiene la oportunidad de tomar como prisionero a un gnomo, se encargarán de torturarlos.

trolles_MoeDe acuerdo con la mitología, los Trolls formaron parte de una raza antropomorfa cuya función fue cambiando conforme pasaba el tiempo, así encontramos gigantes malvados, salvajes parecidos a los hombres, grotescos, torpes y distraídos de fuerza descomunal o incluso seres completamente serviciales necesitados de cariño. La creencia general es que odian la luz y quizá por ello casi siempre se les ha asociado con el mal, en algún tiempo incluso se pensaba que como eran seres malvados se dedicaban a secuestrar humanos, especialmente niños, para convertirlos en sus esclavos y llevarlos a las montañas, de ahí surgió el nombre de bergtagen o “llevados a la montaña”; si alguno de estos humanos lograba escapar, no volvería a ser nunca el mismo y permanecería afectado y al borde de la locura.

A pesar de que los Trolls son seres esencialmente mitológicos, es con la llegada de la literatura infantil entre los siglos XVIII y XIX que comenzaron a formar parte de los cuentos de hadas que los identificó claramente como seres malvados.

46 Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.