¿Por qué los vampiros no se reflejan en los espejos?

Los vampiros no se reflejan en los espejos o al menos eso es lo que nos dice Bram Stoker:

Dormí sólo unas cuantas horas al ir a la cama, y sintiendo que no podía dormir más, me levanté. Colgué mi espejo de afeitar en la ventana y apenas estaba comenzando a afeitarme. De pronto, sentí una mano sobre mi hombro, y escuché la voz del conde diciéndome: “Buenos días.” Me sobresaltó, pues me maravilló que no lo hubiera visto, ya que la imagen del espejo cubría la totalidad del cuarto detrás de mí. Debido al sobresalto me corté ligeramente, pero de momento no lo noté. Habiendo contestado al saludo del conde, me volví al espejo para ver cómo me había equivocado. Esta vez no podía haber ningún error, pues el hombre estaba cerca de mí y yo podía verlo por sobre mi hombro ¡pero no había ninguna imagen de él en el espejo!

–Bram Stoker. Dracula. (1897)

Seguramente cuando se menciona la palabra vampiro nos viene a la mente un ser de grandes colmillos que durante las noches se alimenta de sangre de sus víctimas y que no tiene reflejo en el espejo; pero, ¿alguna vez se han preguntado por que los vampiros no se reflejan en los espejos?

Y aunque Bram Stoker fue el primero en señalar en las obras literarias que los vampiros no se reflejan en los espejos y extendió esta creencia, ciertamente no fue el único. Ya desde la Edad Media cuando moría una persona se acostumbraba a cubrir todos los espejos de la casa donde se velaba el cadáver e incluso en Grecia y Roma clásicas también existía esta costumbre.

Los espejos, la plata y la pureza

Pero, como lo mencionamos, fue gracias a Bram Stoker que se extendió la leyenda de que los vampiros  no se reflejan en los espejos; sin embargo, ¿de dónde proviene esta creencia?

Antiguamente, la base reflejante de los espejos estaba elaborada con una capa de plata (aunque también había de cobre y de bronce) y, como bien sabemos, la plata era considerada un metal sagrado que representaba la pureza; los vampiros al estar tan cercanos a las fuerzas del mal habían perdido su pureza y por ello no se pueden reflejar en los espejos.

Por esta misma razón, tampoco es posible fotografíar a los vampiros, no al menos si utilizas una película fotográfica que contiene sales de plata.

Por otro lado, se dice también que el espejo refleja el alma de una persona y, dado que los vampiros están muertos y no tienen alma, no es posible que se reflejarse. Quizá por ello algunas leyendas dicen también que no tienen sombra, pues antiguamente se creía que la sombra era el alma de una persona.

En la actualidad los espejos tienen una base de aluminio y la fotografía digital ha desplazado a la análoga (son pocos los que siguen utilizando film fotográfico), así que no habría problemas en que un vampiro se reflejen en los espejos o puedan ser fotografíados.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *