Trébol de cuatro hojas, ¿por qué es considerado de buena suerte?

El trébol es una hierba de la familia de las Fabaceae que se encuentra distribuída comúnmente en África, América, Asia y Europa. Aunque existen cerca de 250 especies, la más conocida es el trébol de tres hojas, pero sin duda el trébol de cuatro hojas es el más buscado y reconocido debido a que tiene importantes connotaciones mágicas.

Según el folclore la persona que encuentra un trébol de cuatro hojas atrae la buena suerte. No es extraño pues que uno de los principales amuletos de todos los tiempos sea precisamente un trébol de cuatro hojas, algunos aseguran que debe colocarse dentro del zapato, aunque lo más común es llevarlo colgado al cuello.

Pero la suerte que pueda traer el trébol de cuatro hojas no se limita encontrarlo de forma física, se piensa también que soñar con un trébol de cuatro hojas es señal de buen augurio.

¿Por qué es considerado de buena suerte el trébol de cuatro hojas?

El trébol de cuatro hojas es una variedad poco frecuente –de hecho, algunos científicos aseguran que la cuarta hoja es resultado de una mutación y se llega a dar el caso de la existencia de tréboles de más de 5 hojas, aunque claro, esto es todavía menos frecuente–; encontrar uno, ya sea de forma accidental o como resultado de una búsqueda, es súmamente difícil y por ello se comenzó a considerar una planta con propiedades mágicas, principalmente con la propiedad de atraer buena suerte a su dueño.

Lo más interesante quizá es que de las cuatro hojas del trébol, sólo la cuarta representa la buena suerte. Pocos saben, sin embargo, que cada una de sus hojas representa un componente de la felicidad:

  • La primer hoja representa la esperanza.
  • La segunda, la fe.
  • El amor está representado en la tercera hoja
  • La suerte está representada en la cuarta y última hoja.

Desde luego, lo anterior dependerá de la tradición y creencias de cada región; en algunas culturas, por ejemplo, cada una de las hojas representa los cuatro puntos cardinales: norte, sur, este y oeste; mientras que para otras representa las cuatro estaciones del año: primavera, verano, otoño e invierno; hay quienes identifican cada una de las hojas con los elementos de la naturaleza: agua, fuego, viento y tierra; por último, hay quienes aseguran que cada hoja del trébol representa a la salud, el dinero, el amor y la prosperidad.

El trébol de cuatro hojas en la historia

El trébol de cuatro hojas es un símbolo universal de buena suerte, podemos encontrar muchas referencias sobre esta planta en distintas épocas y culturas alrededor del mundo:

La más conocida es quizá la leyenda que dice que cuando Eva fue expulsada del paraíso, se llevó consigo un trébol de cuatro hojas. Ya durante la Edad Media los cristianos comenzaron a ver en el trébol de cuatro hojas la representación de la cruz y por ello comenzó a ser visto como un símbolo de buena fortuna.

Los druídas lo consideraban un símbolo sagrado con el cual podían ver y protegerse de los demonios.

Los celtas creían que un trébol de cuatro hojas era de gran utilidad para ahuyentar a un espíritu maligno. Más adelante se pensó que la persona que llevara consigo esta hierba, podía ver a las hadas y por eso comenzó a ser relacionado con estos seres.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *