Protección contra los zombies

Comenzaremos este post diciéndoles que no hay mejor protección contra los zombies que mantenernos alejados de ellos y evitar cruzarnos en su camino.

Recordemos que los zombies son muertos reanimados, por ello no se cansaran hasta darnos alcance y poder alimentarse con nuestro cerebro.

No olvidemos tampoco que dependiendo del lugar y del folclore, será el tipo de zombie y esto nos servirá de ayuda en el momento que nos enfrentemos a estos muertos reanimados. Insistimos, lo mejor será siempre tratar de evitarlos, pero si no tenemos más remedio que enfrentarlos, aquí algunos tips de protección contra los zombies.

Protección contra los zombies

Como ya lo mencionábamos en el párrafo anterior, dependiendo del zombie será el tipo de protección que usemos.

Por ejemplo, en el vudú existen los gris-gris, es decir, hechizos que pueden dar cierta protección contra los zombies y que consiste en llevar colgada al cuello una bolsa que deberá contener el pie de un gallo negro, hierbas diversas y polvo del cuerpo de un muerto.

Se cree que el gris-gris vino de Mali, un pueblo de África. En el Caribe y Nueva Orléans a estas bolsas se les conoce como ju-ju o majo y su propósito es el mismo, protegerse contra los zombies.

Círculo de sal

Como bien sabemos la sal es un elemento muy preciado en todo el mundo debido a sus propiedades minerales como la estabilidad, que se relacionaba en la antigüedad con la estabilidad, la eternidad y la permanencia.

No es de extrañar que la sal fuera vista como un elemento de purificación en distintas culturas y religiones. El vudú no es la excepción, por eso se pensaba que un permanecer dentro de un círculo de sal brindaría protección contra los zombies, aquellos que cruzaban dicho círculo resultaban dañados.

Agua

Otro elemento de purificación es el agua, por ello se cree también que puede funcionar como una barrera de protección contra los zombies, no olvidemos, sin embargo, que debe ser agua limpia, porque el agua putrefacta o estancada no servirá en lo más mínimo.

Evitarlos

Pero como es imposible saber si nos estamos enfrentando a un zombie del vudú del Caribe o de los Pueblos de África, o bien, es uno de los zombies “recargados” que vemos en películas, libros y series televisivas; lo mejor será no quedarse a averiguarlo y huir, preferentemente por un camino que sea poco accesible para la motricidad del zombie.

En el mejor de los casos, evita ser detectado por un zombie, pues recordemos que aunque sean en su mayoría criaturas torpes, son incansables y siempre estarán al acecho.

Referencia:
Curran, Robert. Manual de zombis. España: Librería Universitaria, 2012.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *