División de la astrología

La astrología, como ya lo hablamos anteriormente, es una de las prácticas más antiguas de la historia humana y también una de las que atrae a más gente. Quizá pocos conocen, sin embargo, la división de la astrología en cuatro categorías que han estado vigente desde la época de Tolomeo y hasta nuestra época.

División de la astrología

Astrología esférica: es la práctica que se dedica exclusivamente al estudio de los planetas y de otros cuerpos celeste, más específicamente, de sus movimientos.

La astrología esférica ha resultado de gran valor para el desarrollo de la humanidad pues, así como en algún momento la alquimia sentó los las bases para el desarrollo de la física, la química y la medicina modernas, también puede afirmarse que, de hecho, la astrología esférica es el antecedente directo de la astronomía en la actualidad.

Uno de los más grandes estudiosos de la astrología esférica fue C. Nicoullaud (1854-1923) quien en 1897 publicó el Manual de astrología esférica y judicial.

La Astrología natural es el estudio de los astros y su impacto en los distintos fenómenos naturales, como lo es el clima, las mareas, los terremotos, las estaciones del año, el crecimiento de las plantas, etcétera. Así como la astrología esférica es el antecedente de la astronomía, la astrología natural sentó las bases para el desarrollo de la meteorología.

La Astrología judicial, se le conoce también como Genetlíaca y es, de hecho, la astrología más conocida, más practicada de todos los tiempos y quizá la que más curiosidad causa entre distintas personas, pues es la que nos permite conocer la influencia de los astros en la vida de las personas y todo lo que ocurre en la tierra. La astrología judicial es pues la que se encarga de los horóscopos y los signos del zodíaco.

Uno de los principales estudiosos de la astrología judicial fue Albert Faucheux quien en 1895 publicó su Tratado de astrología judicial. Y a pesar de que es la más conocida, desde la antigüedad muchos estudiosos ya la rechazaban por considerarla falsa, entre los principales detractores encontramos a Nicolás Oresme (ca. 1323-1382)

Por último, tenemos a la Astrología horaria que es también una forma de adivinación que se basa en la observación exacta del cielo y de los astros en el momento en el que el interesado realizó la consulta.

Fuente:
Mares, Roberto. Gran diccionario del ocultismo. México: Tomo, 2005.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *