Signos de la posesión demoníaca

signos de la posesión demoníaca

¿Cuáles son los signos de la posesión demoníaca? Aunque ya anteriormente les hemos hablado de qué es la posesión demoníaca, las cinco causas reconocidas por las que una persona puede sufrirla y los tipos de exorcismos que existen, en este post hablaremos sobre los signos de la posesión demoníaca.

Pero para ello, primero tenemos que hablarles de Giovanni Batista Codronchi, un médico italiano que vivió en el Siglo XVII y que es reconocido por su obra De Morbis Venefic, un tratado que sentó las bases para que los demonólogos identificaran los distintos signos de la posesión demoníaca.

Giovanni Batista Codronchi dividió estos signos de la posesión demoníaca en dos categorías:

  1. Manifestaciones sensoriales y fisiológicas, es decir, las manifestaciones puramente físicas que ocurren en el cuerpo y que son visibles tanto para el que está siendo poseído como para cualquier persona que esté cercana a él o ella.
  2. Manifestaciones psicológicas y paranormales, estas son un poco más difíciles de identificar, puesto que pueden confundirse con un simple comportamiento extraño que nada tiene que ver con la posesión demoníaca o bien, son síntomas que en pleno siglo XXI forman parte de distintas enfermedades ampliamente estudiadas y reconocidas por la psiquiatría.

Más adelante, Francesco Maria Guazzo, un sacerdote y demonólogo italiano conocido por su Compendium Maleficarum o Compendio de las Brujas (publicado en 1608, año en el que curiosamente muere Giovanni Batista Codronchi), un tratado de demonología muy utilizado en el siglo XVII, enumeró los signos de la posesión demoníaca de acuerdo con las dos categorías de Codronchi, mismos que son mencionados en el Gran Diccionario del Ocultismo (Mares, 2005) y que a continuación les compartimos.

1) Signos de la posesión demoníaca: manifestaciones sensoriales y fisiológicas

  • Inexplicable hormigueo.
  • Palpitaciones en algunas partes del cuerpo
  • Molestas punzadas no explicables.
  • Calor que sube de los pies a la cabeza y viceversa.
  • Aparición de ampollas en la lengua.
  • Subida de un bolo a la garganta, que se hincha y se seca.
  • La lengua se sale de la boca y se hincha.
  • Escalofrío en la espalda.
  • Abstención de alimentarse durante siete y ocho días.
  • Sentir un viento frío por los brazos y riñones.
  • Sentir el cerebro como traspasado.
  • Hinchazón en la cabeza.
  • Sensación de sofoco.
  • Bolo en la boca del estómago.
  • El vómito aparece en forma excepcional.
  • Un dolor muy fuerte en las vísceras.
  • Hinchazón en el vientre.
  • Color aceitunado del rostro.
  • Sentir los miembros agarrotados.
  • Sensación punzante en la zona cardíaca.
  • Impotencia seminal.
  • Viento muy frío a través del vientre.
  • Indigestión fuerte y continuada.
  • Palpitación de las arterias al cuello.

2) Signos de la posesión demoníaca: manifestaciones psicológicas y paranormales

  • Hablar lenguas desconocidas.
  • Discutir de cosas altas y sublimes.
  • Revelar hechos ocultos.
  • Ser agitado.
  • Sentir una voz interior, sin que se logre entender el significado.
  • Olvidar todas las cosas que se han hecho.
  • Imposibilidad de someterse a las ceremonias del culto divino.
  • Fingir estupidez.
  • Hablar doctamente si se es ignorante.
  • Sentirse impulsado hacia un precipicio o al suicidio.
  • Volverse de pronto estúpido, ciego o mudo.
  • Verse asaltado súbitamente por terrores.
  • Mostrar turbación cuando se leen los exorcismos.
  • Sentir como un peso insoportable la mano del sacerdote en el cuerpo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *