Colores de ropa interior para año nuevo y su significado

Cada que un año llega a su fin muchas personas acostumbran a realizar distintos rituales con el propósito o la esperanza de que el año venidero sea mejor en distintos aspectos de su vida; en este blog ya hemos hablado de algunos rituales y oraciones para finalizar el año y darle la bienvenida lo mejor posible a un nuevo ciclo, pero hoy queremos hablarles de una tradición muy especial y quizá una de las más socorridas durante el último día del año: los colores de ropa interior para año nuevo y su significado. En este post nos centraremos principalmente en tres colores, rojo, amarillo y azul, que simbolizan lo que a menudo se desea cada nuevo año: amor, dinero y salud.

Rojo: amor

El rojo es, sin duda, el color más utilizado durante la última noche del año para dar la bienvenida al nuevo, de hecho mucha gente utiliza no sólo ropa interior de este color, sino que todo su atuendo para recibir el año es rojo. Se piensa que está asociado con la pasión y el amor, por ello quien vista ropa interior de color rojo está pidiendo tener un año en el que el amor y la pasión toquen a la puerta, o bien, no falten o disminuya si es que ya se cuenta con ello.

Aunque no se sabe a ciencia cierta el momento histórico en que las personas comenzaron a usar ropa interior roja para recibir el año nuevo, el color rojo desde épocas antiguas ha estado asociado con la sangre (el fluido vital cargado de gran simbolismo y esoterismo, por lo que se le utilizaba en distintos rituales para la fertilidad) y, por ende, con el corazón, los sentimientos y el amor.

No olvidemos que el rojo es además el color del fuego, por lo que también se le asocia con la pasión y con la ira.

Si lo que buscas para el próximo año es amor, pasión o ambos, no dudes en vestir de rojo la noche del 31 de diciembre.

Amarillo: dinero

El amarillo es el color del sol, asociado en épocas antiguas con los dioses de más alto rango en distintas culturas (Ra, en la egipcia; Tonatiuh, para los aztecas; Apolo, en Grecia, etc.) y también con la luz, con aquello que brilla y con lo que se mueve. No es raro pues que el amarillo con el pasar de los siglos comenzara a ser visto como sinónimo de oro y/o de dinero. Quizá por ello es que este color es la segunda opción más usada para recibir el año, sólo superada, como ya lo hemos explicado por la ropa interior de color rojo.

Si buscas que el próximo año sea próspero, con dinero y que tu economía no te juegue malas pasadas, no dudes en vestir de amarillo durante la última noche del año.

Verde: salud

El verde es el color de la naturaleza y la vida (los árboles y plantas), nos remite a la renovación, a lo que es fresco, a lo saludable. Por ello, es común que algunas personas prefieran el verde si lo que buscan es un año con salud y sin visitas al hospital.

Algunos otros colores que te pueden servir para recibir el año son:

  • Blanco, asociado con la paz, la tranquilidad y la armonía.
  • Azul: negocios, concentración.
  • Rosa, es sinónimo de romance y una buena alternativa al rojo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *