Yokai: monstruos y fantasmas en Japón

fantasma_japo1

En otras ocasiones ya hemos hablado de distintos seres del folklore japonés, especialmente en nuestro post Fantasmas japoneses hemos hablado de los Yurei; en este post, sin embargo, queremos detenernos un poco más y explicar lo que son los Yōkai, monstruos y fantasmas en Japón.

Aunque, como ya lo mencionamos arriba, los Yōkai son a menudo considerados simplemente como monstruos japoneses, en el estricto sentido de la palabra, el yōkai es un ente mucho más complejo que fluctúa entre los monstruos, los espíritus, los demonios o las simples apariciones y son además una parte importante del folklore y la cultura en Japón; por otro lado, en un sentido más metafórico, podemos decir que los Yōkai son todas aquellas manifestaciones que no entendemos y a las que no podemos dar un nombre racional, tal como ocurre en otras culturas donde manifestaciones similares son identificadas con los fantasmas, los goblins, los espíritus, espectro, deidad y muchos otros.

Cabe señalar que aunque actualmente es el término comúnmente aceptado para nombrar a todos estos seres, manifestaciones o criaturas extrañas, en realidad es bastante reciente –de raíces chinas, el término comenzó a ser utilizada en Japón alrededor del siglo VIII– ya que todos estos seres han recibido distintos nombres en otros periodos de la historia del Japón, por ejemplo, en el Periodo Heian (último periodo de la época clásica del Japón y comprendido del 794 al 1185 de nuestra era) los seres fantasmales o amorfos como las almas o espíritus eran conocidos como Mono-no-ke, de hecho, en esta época dicho término se utilizaba también para denotar peligro, terror o incertidumbre; otro término que también fue utilizado para denotar peligro o miedo fue el de Oni, que actualmente puede ser traducido como ogro o demonio y, por último, el Hyakkiyagyō, puede ser entendido como “una procesión nocturna de 101 oni” o, en resumen, una procesión de seres peligrosos de la que hay que tener mucho cuidado y a la cual es preferible no acercarse.

fantasma_japo2En el periodo Edo (que va del 24 de marzo de 1603 hasta 3 de mayo de 1868), por su parte, los Yōkai eran conocidos como Bakemono, palabra que significa “cosa cambiante” o “cosa que cambia” y cuyo poder de transformación los estrecha con la figura del Yōkai, que también asume diferentes formas.

Pero es el término Yōkai el que más se utiliza en la actualidad y designa a una manifestación que resulta extraña o misteriosa, por esta misma razón no es posible hacer una descripción general de los Yōkai, sin embargo, a grandes rasgos, podemos decir que son seres elementales o seres de las fronteras que acostumbran a asumir diferentes formas y que les gusta aparecer a cualquier hora del día y acechar en puentes y túneles.

Aunque los Yōkai pueden ser considerados seres dañinos, no necesariamente los define su mal comportamiento, existen por ejemplo, los Yōkai que en realidad son traviesos y que, sin querer, terminan haciendo daño. De hecho, un Yōkai que hace algo bueno es considerado Kami, a su vez que un Kami que hace algo malo, termina siendo un Yōkai

Aunque hay una amplísima variedad de Yōkai, entre los más conocidos podemos encontrar a los Kappa, monstruos acuáticos que ya hemos mencionado en otro post, otros Yōkai son:

  • Nurikabe: una especie de pared invisible que evita que continúes con tu camino.
  • Yanari: “sonidos de la casa”
  • Tanuki: perro mapache
  • Kitsune: zorro
  • Hebi: serpiente
  • Mujina: tejón
  • Bakeneko y Nekomata: gato que ha vivido suficiente tiempo y que se ha convertido en un monstruo.
  • Inugami: perro
  • Kamaitachi: comadreja
  • Ōkami: lobo

Fuente:

Dylan Foster, Michael. The book of Yōkai: mysterious creatures of japanese folklore. Oakland, University of California, 2015.

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *