¿Qué es un encantamiento?

encantam

La palabra encantamiento proviene de la palabra encantar que, según la Real Academia Española en su primera acepción se define como “someter a poderes mágicos.” La palabra encantar proviene a su vez del latín incantare que significa “hechizo que se logra a través del canto.” Se dice pues que los encantamientos son las fórmulas mágicas en forma de oraciones que se cantan o recitan con el objeto de que el encantador (generalmente un hechicero muy poderoso que pronuncia estas frases) obtenga poder sobre las cosas visibles o metafísicas y las someta. Los encantamientos también pueden actuar sobre una persona que mientras está bajo el influjo del encantamiento no puede obrar por voluntad propia.

Dado que los encantamientos eran usados para ejercer dominio sobre las cosas, los animales y, como lo explicamos en el párrafo anterior, también sobre las personas, había de distintos tipos y para fines muy variados. Entre los encantamientos más comunes están aquellos que pretendían alejar enfermedades y alargar la vida; aunque también estaban aquellos que buscaban lo contrario, es decir, hacer que una persona enfermara y, en el peor de los casos, que dicha persona muriera.

Sir James George Frazer (1854-1941), antropólogo escocés y uno de los primeros y más influyentes estudiosos sobre magia y religión, decía sobre los encantamientos que buscaban alargar la vida:

Para asegurarse una larga vida, los chinos recurren a ciertos encantamientos complicados que concentran en sí mismos la esencia mágica que emana, según los principios homeopáticos, de los tiempos y las estaciones, de las personas y las cosas. Los vehículos empleados para transmitir estas influencias felices no son otros que las ropas de amortajar. De ellas se proveen en vida muchos chinos, y la mayoría de la gente las hacen cortar y coser por muchachas solteras o mujeres muy jóvenes, calculando sabiamente que, como probablemente tales personas vivirán todavía muchos años, una parte de su capacidad para vivir mucho pasará seguramente a las telas y así retardarán por largo tiempo el momento en que deben tener su uso apropiado. Además, las prendas se coserán de preferencia en un año que tenga un mes intercalar, pues la mentalidad china cree sinceramente que las telas de amortajar hechas en un año excepcionalmente largo poseen la facultad de prologar la vida de un modo proverbial… Regalar a un padre anciano uno de estos espléndidos y costosos ropajes, conocidos como “vestidos de longevidad”, es tenido por los chinos como un acto de piedad filial y una delicada atención…
Balsch, Enric y Yolanda Ruíz. Diccionario de magia antigua y alquimia. México : Susaeta, 2004.

Sin embargo, el caso de encantamiento chino mencionado por Frazer, es uno de los muchos que existen alrededor del mundo; existen encantamientos que persiguen otros fines que nada tienen que ver con prolongar o acortar una vida, por ejemplo, hay encantamientos que buscan hacer que una persona levite o que haga cosas que beneficien al encantador.

Aunque antiguamente los encantamientos se relacionaban más con la magia, actualmente se piensa que son fenómenos en los que interviene la hipnósis y/o la sugestión.

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *