Murciélagos y vampiros

murci1

Entre las muchas creencias que rodean la leyenda de los vampiros, una de las más arraigadas es la que asegura que uno de sus muchos poderes consiste en convertirse en un animal, específicamente en murciélagos, lo cual les resulta particularmente conveniente al momento de tener que salir huyendo de una habitación, antes de ser descubierto por los allegados de la víctima. El murciélago es, sin lugar a dudas, el animal que más nos recuerda inmediatamente a los vampiros, ¿como olvidar tantas películas clásicas del género donde el Vampiro se convierte en Murciélago y sale volando de las habitaciones de las doncellas de las que se ha estado alimentando? Sin embargo, ¿dónde se origina esta creencia? ¿cuál es la verdadera relación entre los murciélagos y vampiros? ¿son los murciélagos una amenaza verdadera para las personas? ¿corremos el peligro de convertirnos en vampiros si nos encontramos cerca del hábitat de éstos?

Quizá tenga que ver con su vida nocturna, es bien sabido que los vampiros odian y temen a la luz del sol; si el vampiro se arriesgara a salir durante el día, lo más probable es que terminara hecho cenizas. Los murciélagos, por su parte son mamíferos que también viven de noche y salen de las cuevas para alimentarse de las flores, los granos e insectos; de hecho, los murciélagos son vitales en el ecosistema, pues sirven para polinizar, ayudan a erradicar plagas y mantienen el equilibrio al alimentarse de insectos; lo sorprendente de la actividad nocturna radicaba en que antiguamente se creía que los murciélagos eran completamente ciegos, de ahí precisamente que la palabra murciélago se derive del latín mus que significa “ratón” y caecŭlus que significa “ciego”. Aunque actualmente se sabe que los murciélagos no tienen gran agudeza visual lo que no los hace necesariamente ciegos, esto significó que antiguamente resultara sorprendente que un animal tan pequeño fuera tan hábil para cazar durante la noche y desde luego se atribuyó a poderes sobrenaturales.

Una segunda teoría sobre el parentesco de los murciélagos y los vampiros puede estar relacionada con su aspecto que a muchos resulta desagradable pero, lo más importante es que se antiguamente se creía que, al igual que los vampiros, todos los murciélagos se alimentaban con sangre, lo que los convertía inmediatamente en un vampiro transformado. Y aunque a nivel mundial existen alrededor de 1200 especies, lo cierto es que un porcentaje mínimo se alimenta de sangre; en América del Sur se conoce al vampiro común, una especie que se alimenta de sangre humana; a diferencia de los vampiros, estos murciélagos ni muerden el cuello y mucho menos matan o convierten a la víctima en murciélago-vampiro; lo que hace este pequeño mamífero volador es rasgar suavemente la planta del pie y beber de la sangre que sale, la víctima desde luego no se entera de que sirve de alimento, aunque puede sentirse débil durante algunos días; este vampiro se alimenta también de la sangre de otros mamíferos y de gallinas. Otras especies de murciélagos vampiro son el vampiro de patas velludas y el vampiro de alas blancas quienes, al igual que su pariente más cercano, se alimentan de sangre, es este caso específico del ganado.

murci2

A pesar de que son realmente pocas las especies de murciélagos que se alimentan de sangre, lo cierto es que las leyendas y supersticiones que lo han emparentado con los vampiros ha significado una amenaza considerable pues muchos pobladores se han dado a la tarea de exterminarlos, razón por la cual la población de estos mamíferos se ha reducido de modo preocupante a tal extremo que de las especies actuales 53 se encuentran en peligro de extinción y 25 en peligro crítico, esto según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN. Ante la amenaza que sufren estos mamíferos y dado que son una parte esencial del ecosistema la Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente declaró 2011-2012 el Año Internacional del Murciélago, como una forma para concientizar sobre la importancia de este mamífero tanto en el medio ambiente, como en la vida del ser humano y al que no debemos temer y tampoco aniquilar en un esfuerzo equivocado por destruir a los vampiros.

2 Comentarios
  1. astrid arguello
    Mayo 10, 2014 | Responder
  2. Daniel MArio
    Agosto 28, 2014 | Responder

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *