Ritual espíritu de la Navidad

candelabro_navidad

En nuestro post ¿Qué es el Espíritu de la Navidad? explicábamos el origen de este singular personaje que cada vez más se está convirtiendo en una figura importante durante las fiestas decembrinas; explicábamos también que, aunque muchos lo confundan con la Navidad propiamente dicha, lo cierto es que la creencia en el Espíritu de la Navidad tiene ciertos dejos de New Age o de Ocultismo y esoterismo; razón por la cual la Iglesia Católica expresa un fuerte rechazo hacia este ser y dicen que nada tiene que ver realmente con la esencia de la Navidad, que es honrar el nacimiento de Jesús.

A pesar de las opiniones encontradas, hay muchas personas que durante sus festejos navideños, gustan incluir al Espíritu de la Navidad, o bien, creen que esto se refiere al espíritu de bondad que debe imperar durante estas fechas. Otros, por su parte, un poco más involucrados en el tema, acostumbran a realizar ciertos rituales para para darle la bienvenida a este personaje y, así, poder extenderle sus peticiones.

En este artículo hablaremos de uno de los rituales más famosos para recibir al Espíritu de la Navidad:

Ritual del Espíritu de la Navidad

Materiales

  • 3 velas de color azul, amarillo y rojo (la vela azul representa la paz; mientras que la vela amarilla, representa la felicidad; y, por último, la vela roja, representa el amor)
  • Incienso (que simboliza la paz y la prosperidad)
  • Esencia de azahar (nos traerá suerte, salud, dinero, amor y energía)
  • Papel, lápiz y tijeras

Procedimiento

La noche del 21 de diciembre abrir todas las puertas y ventanas para permitir la entrada del Espíritu de la Navidad; encender el incienso y la esencia de azahar y colocarlos en un altar; de igual manera colocar cerca de éste las velas de tal manera que formen un triángulo, preferentemente en este orden: azul, amarillo y rojo; y encenderlas en sentido de las manecillas del reloj.

vela_navidadUna vez que hemos hecho lo anterior, nos sentamos en silencio frente a las velas y nos enfocamos en nuestros deseos y nuestras peticiones; inmediatamente después que hemos visualizado lo que pediremos al Espíritu de la Navidad, lo escribimos en el papel y lo guardamos en un lugar seguro.

Es importante guardar muy bien este papel pues, al año siguiente, mientras repetimos nuestro ritual debemos recortar los deseos que nos haya concedido dicho espíritu y quemarlos con el fuego de las velas. Los deseos que no se hayan cumplido el año anterior pueden escribirse nuevamente y, en esta ocasión, tratar de concentrarse y pedir escribir nuestro deseo mientras pedimos fervientemente por él.

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *