¿Qué es Kabala?

kabala2La Kábala como tal es un método para interpretar la realidad. Como tal es un modelo de pensamiento “inductivo deductivo”. Mediante este se busca encontrar conocimiento estableciendo modelos, patrones y principios para explicar aspectos de la realidad y tomar acciones en relación a esto.

El origen de la palabra proviene del hebreo “kibel” que se traduce como “recibir”, esta expresión se transformó con el paso del tiempo a “K-ab-alah” que en árabe significa “lo dado por Dios”.

A pesar de su origen, la Kábala no basa sus acciones en Dios sino en lo que los humanos interpretan como lo “dado por Dios”. Con esto se propone que la realidad pueda ser conocida por medio de modelos de conocimiento creados por el ser humano, una aproximación totalmente diferente del agnosticismo que niega la posibilidad del hombre de conocer la realidad con profundidad. La incapacidad de entender las acciones de Dios.

Se dice que a los creyentes en la Kábala se les llamaba “buscadores de señales” que observaban detenidamente las cosas con el propósito de encontrarles significado. Con esto la Kábala se resume a la creencia en que todo en este universo tiene una estructura y un sentido, no es simplemente la existencia de Dios sino que cada cosa que existe está por alguna razón.

En la Kábala no existe ese Dios semejante al ser humano pues sería contradictorio a su modelo de conocimiento, por lo tanto, Dios es un ser abstracto.

La interpretación de textos, filosofía y numerología son las áreas que se usan para encontrar y dar significados. En esto se concibe al ser humano como parte de un microcosmos, con la idea de que al entender al universo se entendería al hombre porque este es reflejo del orden universal.

El primer registro que se tiene de la Kábala como ciencia fue en dos obras del siglo II; el Libro del Esplendor o Zohar y el Libro de la Creación o Sepher Yetzirath.

A partir de la Edad Media, la Kábala se separa en la parte esotérica de los hebreos y la parte moderna con su carácter mágico.

Se considera entonces que su base es la fusión de los cuatro elementos:

  • Heshama o espíritu
  • Ruah o alma mortal (para elegir entre el bien y el mal)
  • Nefesh o alma instintiva (sale de los instintos y los obedece)
  • El cuerpo físico.

En el caso de la Kábala moderna, solo son 3 elementos: Espíritu, alma y cuerpo.

La doctrina sustenta finalmente que Dios no creó el universo sino que este salió de él en luces o emanaciones que se interpretan como el “Árbol de la vida”, esquema que establece los caminos para llegar a Dios, a través de veintidós senderos unidos entre sí.

Un comentario
  1. Diego
    julio 29, 2011 | Responder

Añade un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *