Numerología

nume1

La numerología, al igual que el resto de las mancias, busca predecir el futuro, en este caso a través de la interpretación de los números y su relación mística con distintos hechos de la vida.

No se sabe con certeza el origen de la numerología, los primeros registros nos dan un indicio que esta práctica era ya utilizada en Oriente y pasaría a las culturas occidentales a través de Pitágoras, matemático y filósofo griego del siglo VI a.C., quien alrededor del 530 a.C desarrolló la “música de las esferas”, un método para establecer relaciones entre los planetas y su vibración numérica. Posteriormente sus seguidores afirmarían que todo lo existente en el universo era medible, por lo que los números se convirtieron en parte importante de la filosofía pitagórica.

nume2

Durante la Edad Media la numerología ya comenzaba a formar parte de prácticas adivinatorias, desde luego que en esta etapa cualquiera que practicara la adivinación ya fuera a través de los números o cualquier otro medio. Durante el Renacimiento se combinaban los números con el alfabeto para obtener complicadas interpretaciones futuras. Actualmente existen varias escuelas de numerología: la cabalística, la china, la pitagórica, etc.

Sistema hebreo

Los Números primarios están relacionados con los planetas:

1 = Sol: ambición, acción
2 = Luna: imaginación, receptividad
3 = Júpiter: autoridad, conciencia
4 = Urano: rebeldía, oposición
5 = Mercurio: nervios, aventura
6 = Venus: atractivo
7 = Neptuno: trabajador
8 = Saturno: soledad
9 = Marte: determinación

Hay dos sistemas para los Números secundarios: del 10 al 52 o del 10 al 22.

10 = logros
11 = éxito
12 = incertidumbre
13 = número poderoso, pero hay que saber utilizarlo
14 = riesgo
15 = personalidad fuerte
16 = peligro
18 = disputa, materialismo
19 = buena suerte
20 = duda
21 = independencia
22 = acentúa el significado del símbolo primario.

Siguiendo este sistema, a cada letra del alfabeto le corresponde un número:

1 2 3 4 5 6 7 8 9
A B C D E F G H I
J K L M N O P Q R
S T U V W X Y Z

Conforme a este sistema, se hacen una serie de cálculos con los que se sumará la fecha de nacimiento y el nombre que nos darán como resultado el carácter de la persona.

Existen otros sistemas en la numerología, como el propuesto Richard Cavendish donde no se considera el número 9 porque se le considera un número mágico; en el sistema hebreo creado por S.L Mathers tampoco se utiliza el número 9.

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *