Merlín, el mago

219

Uno de los personajes más célebres en el folklore europeo y del que quizá nunca sabremos si existió o no históricamente es, sin duda, el Mago Merlín. De él se han dicho tantas cosas que es imposible separar la realidad de la ficción: relacionado fuertemente con otro personaje mítico y del que tampoco se tiene certeza de su existencia (el Rey Arturo y la famosa Mesa Redonda), identificado como un gran mago y envuelto en un aura de misterio, el Mago Merlín es la fuente inspiradora de muchos magos alrededor del mundo y ha llenado un sinfín de obras literarias.

Hablemos un poco de los datos que tenemos por ciertos en torno a Merlín: la primera referencia que encontramos es la Historia de los Reyes de Britania escrita por Geoffrey de Monmouth y publicada en 1138, dado que los escritos relativos este personaje eran tan escasos, Monmouth decidió utilizar gran parte de su inventiva para llenar los huecos y mezclarlos con sucesos históricos reales, por ejemplo, tomó la figura de un profeta Myrddin que vivió cerca del siglo VIII de nuestra era y lo incorporó a su libro con el nombre de Merlín. Además, debemos agradecer también a Monmouth la eterna relación de Merlín con el Rey Arturo, según este autor Merlín cuida desde pequeño a Arturo, es su consejero y le ayuda a luchar contra sus enemigos

Al igual que todo lo relativo a su vida, existen numerosas teorías de su concepción: una nos dice que su madre lo concibió sin la intervención de un hombre; algunos otros afirmaban que era un hijo no reconocido de Aurelius Ambrosius, rey de Britania; en otras historias más fantásticas, se dice que Merlín era hijo de una monja que fue seducida por Asmodeo (un íncubo). Una última leyenda, más inverosímil aún, nos dice que el Mago Merlín fue engendrado por fuerzas mágicas antiguas y es tan antiguo como el universo mismo.

En cuanto a sus poderes y habilidades, Merlín es considerado el más grande y sabio de todos los magos existentes, su comunión con la naturaleza era tal que podía hablar con los animales, conocía los secretos de los mares y bosques, utilizaba eficazmente los poderes curativos de las plantas, podía incluso controlar el clima y los elementos. Pero no sólo era sabio de la naturaleza, tenía control total sobre la mente humana: conocía el significado de los sueños; y, por si lo anterior fuera poco, tenía buena relación con elfoshadasgnomos y dragones.

Merlín está además relacionado con tantos y tan diversos personajes y sucesos míticos, como es el caso del Rey Arturo de Camelot, la Mesa Redonda, Excalibur o la espada legendaria del Rey Arturo, Lancelot, la Bruja Morgana, el Santo Grial, etc.

En cuanto a su muerte, la leyenda de la Dama del Lago cuenta que, cuando Merlín ya era muy anciano conoció a Vivian, la hija del Rey Nothumberland, de quien se enamoró perdidamente y a quien enseño magia con la condición de desposarse con él. Con el tiempo, Vivian comenzó a temerle por ser tan poderoso, así que con uno de los hechizos que Merlín previamente le había enseñado, lo aprisionó dentro de un árbol y no se supo nunca más de él.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *