¿Qué es la alquimia?

alquimia_simbolos

La alquimia proviene del árabe الكيمياء o al-kīmiyaˀ que probablemente significa “ciencia egipcia”, aunque algunos otros sugieren que se deriva de la combinación del artículo al y la palabra griega χυμεία o khumeia, que se puede traducir como echar juntossoldaralear; en árabe moderno se utiliza al-kīmiyaˀ que significa la química y de ahí el español tomó kīmiyaˀpara formar el término química.

La alquimia ha buscado incansablemente la llamada piedra filosofal con la que supuestamente se puede transmutar cualquier metal en oro, la alquimia pretende también encontrar la cura a todas las enfermedades y, la más conocida, la fuente de la eterna juventud. Por supuesto, no existe evidencia de que alguno de estos tres objetivos haya sido alcanzados; sin embargo, esto no fue ningún impedimento para que los alquimistas utilizaran todos sus conocimientos en lograr cualquiera de estos tres objetivos.

alquimia1

Debemos señalar también que esta práctica, a la que consideramos actualmente pseudociencia o protociencia (es decir, un saber en proceso de consolidación científica), sentó en su momento las bases del desarrollo científico ya que combinaba la química, la metalurgia, la física, la astrología, la semiótica, el misticismo, el espiritualismo, así como el arte y la filosofía, además de que se basaba en la observación de los cuatro elementos básicos: tierra, aire, fuego y agua; por otro lado, muchos de los objetos utilizados por los alquimistas se siguen usando hoy en día. Como muestra, el alquimista, médico y astrólogo suizo Paracelso (1493- 1541) fue quien introdujo el concepto de “enfermedad” a la medicina y recomendó asimismo varios químicos para combatir las enfermedades. Quizá por todos estos avances que se lograron gracias a lo que hoy consideramos como “protociencia” es que la alquimia fue considerada y aceptada como ciencia hasta bien entrado el siglo XVII y sólo se le relegó al mundo de la magia en épocas más recientes.

alquimia2

Lo que no podemos negar es que la alquimia es un saber tan antiguo como la humanidad misma, ya desde la antigua Mesopotamia encontramos algunos vestigios; sin embargo, las bases de la alquimia las encontramos en el Antiguo Egipto, donde la religión permitió el desarrollo de ésta, así como de la medicina y de la magia; desafortunadamente, sólo es posible conocer de la alquimia practicada en Egipto a través de los manuscritos griegos, quienes por supuesto siguieron con esta tradición. Se dice que el dios egipcio Toth, conocido en otro momento como Hermes Trigemisto, escribió el Corpus Hermeticum, un libro que los alquimistas consideraban y siguen considerando sagrado pues sentó las bases de la alquimia en Egipto. Es muy probable también que el misterioso Libro de Toth haya jugado también un importante rol en el desarrollo de la alquimia; sin embargo, hasta ahora no se ha comprobado la existencia de este documento.

Muchas otras civilizaciones, como la romana, en la India, en China desarrollaron la alquimia y no es de sorprender que en la Edad Media existieran grandes alquimistas en los principales monasterios europeos, entre los que se destaca el franciscano inglés Roger Bacon quien difundió la alquimia árabe y a quien se le atribuye el manuscrito Alquimia Speculum Alchemiae además del Manuscrito Voynich, del que hablaremos en otra ocasión.

4 Comentarios
  1. julio 16, 2013 | Responder
  2. julio 17, 2013 | Responder
  3. Kati
    julio 25, 2013 | Responder
    • Santiago
      enero 30, 2016 | Responder

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *