Gremlins

gremlin_tz

Los gremlins son criaturas traviesas propias del folclore inglés. La palabra gremlin se origina en la jerga de la Real Fuerza Aérea Británica (RAF, por sus siglas en inglés) para designar a las criaturas responsables de sabotear los vuelos de la Fuerza Aérea durante la Segunda Guerra Mundial, especialmente los vuelos de las Unidades de Reconocimiento Fotográfico (PRU) y otros accidentes inexplicables. Algunos llegaron a pensar que estos seres simpatizaban con el enemigo; sin embargo, los reportes de accidentes y problemas mecánicos similares en las fuerzas aéreas enemigas desmentían esta creencia.

Una de las primeras referencias de estos seres apareció publicada el 18 de abril de 1942 en el número 13 de la Royal Air Force Journal donde Hubert Griffith explica que la existencia o creencia en los gremlins se remonta a la I Guerra Mundial. Existe también un poema publicado el 10 de abril de 1929 en la revista Aeroplane que también circuló en el Royal Air Force Journal donde describen a los gremlins más o menos como sigue:

Cuando vueles alto en el cielo
(hay un infierno de soledad)
con sus cincuenta grados bajo cero,
algo que no es precisamente cálido,
cuando te pongas morado de tanto frío
y te asustes de cualquier cosa.
Cuando te encuentres en medio de la nada
y no te quede más que tragar saliva
es entonces que verás a los Gremlins
verdes, rosados y dorados
machos, hembras y neutros
Gremlins jóvenes y viejos.
No trates de esquivarlos
las lecciones que hayas aprendido
no te servirán para evadirlos.
Aunque corras, te escondas o los confrontes
los Blancos, te desviarán
los Machos, te perderán
y los Verdes te destrozarán.
Las Hembras revolotearán sobre tu cabeza
los Rosados bailarán encima de ti,
y hay un Gremlin redondo que danzará a tu alrededor.
Congelarán los disparadores de tu cámara
Morderán los cables de tus controles
Doblarán, romperán, destrozarán
pincharán tus neumáticos.
Ese es el cuento de los Gremlins
que contó el P.R.U.
( P )recioso ( R )ubio ( U )n improbable para muchos
pero, una realidad para pocos.
(Referencia: Monstropedia
Traducción Libre de “Las cosas que nunca existieron”).

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *