Estigmas

stigma

Los estigmas son heridas que aparecen espontáneamente en las manos, pies y la cabeza de algunas personas (generalmente aquellas con una vida espiritual y religiosa profunda), y supuestamente son iguales a las heridas que recibió Jesús durante la crucifixión. La palabra estigma, proviene del latín stigma, que proviene a su vez del griego στίγμα es decir, marca y los primeros reportes de estigmatizados surgieron después del siglo XIII.

La iglesia católica ve los estigmas como un milagro, dice además que los estigmatizados son personas con un don especial, aunque también dice que son manifestaciones psicosomáticas de almas torturadas e incluso, manifestaciones diabólicas; sin embargo, no hay estudios científicos que comprueben el milagro o la manifestación de un alma torturada. Por el contrario, el que las personas experimenten la estigmatización cuando no hay ningún testigo, nos hace sospechar que no existe algo extraordinario o divino realmente. Aún así, la Iglesia estableció algunos criterios con los cuales es posible verificar la “autenticidad” de los estigmas:

  • Las heridas deben encontrarse exactamente en los mismos lugares de las heridas de Jesús.
  • Estas heridas por ningún motivo se infectan
  • Aparecen de manera espontánea en la persona
  • La hemorragia es abundante y ningún tratamiento médico puede detenerlo
  • Deben ser dolorosas, dado que las heridas que recibió Jesús lo fueron.

Existen dos tipos de estigmas:

  1. Las heridas invisibles que pretenden proteger al estigmatizado.
  2. Las heridas evidentes y que son las mismas que recibió Jesús, algunos de estos estigmas desaparecen al cabo de unas horas.

183

Actualmente se han identificado 32 casos de estigmatización reconocidos por la Iglesia Católica, 28 mujeres y 4 hombres; el último en ser añadido a la lista es un niño de 3 años, Audrey Santo, quien cayó en coma en 1987. San Francisco de Asis (1182-1226) un fiel seguidor de las enseñanzas de Jesús es, por otro lado, uno de los primeros casos de estigmatización. Otro de los casos famosos es el de una mujer, supuesta clarividente, que vivió 35 años alimentándose sólo con el pan de la eucaristía

La ciencia, por su parte, ha tratado de dar algunas explicaciones al fenómeno, entre los más aceptados está la idea de que los estigmatizados se encuentran psíquica y emocionalmente unidos a sus creencias religiosas que su mente es capaz de influir sobre su condición física. Esta explicación no resulta nada extraña si tomamos en cuenta que muchas enfermedades se originan precisamente en la mente y llegan a somatizarse, es decir, que los problemas psíquicos se transforman en síntomas orgánicos sin que el paciente se de cuenta. Recordemos pues, que la mente a veces es tan poderosa que no sería extraño que los estigmatizados provoquen el fenómeno.

2 Comentarios
  1. jesse
    marzo 25, 2010 | Responder
    • eduardo
      agosto 18, 2016 | Responder

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *