Atlántida, el continente perdido

atlantida

Se dice que al oeste del estrecho de Gibraltar, en el Atlántico Norte existió la Atlántida, del griego antiguo Ατλαντίς νησος o Isla de Atlantis, un continente legendario que se hundió en el mar, aproximadamente 9000 años antes de Platón, debido a violentos terremotos e inundaciones. De hecho, es gracias a los escritos de este filósofo griego que vivió entre 428 y 348 a.C que tenemos referencias de este continente perdido. Es en Timeo y Critias de los Diálogos de Platón donde se cuenta la historia de Solón, un erudito ateniense quien alrededor del 600 a.C viajó a Egipto para conocer más del mundo antiguo y fue gracias a los egipcios que conoció sobre una tierra hasta entonces completamente desconocida para él.

Fue alrededor del 10,000 a.C que existió una tierra al oeste de las “Columnas de Hércules” (lo que hoy se identifica como Estrecho de Gibraltar). Este continente era el reino de Poseidón, Dios del Mar, y en el centro se encontraba una montaña con un templo dedicado a él. En los escritos de Platón se dice también además que la tierra era rica en animales exóticos y vegetales de todo tipo; asimismo, en la Atlántida vivían los Atlantes, una raza muy poderosa, de gran educación, con una industria comercial próspera. Esta sociedad era tan avanzada que ejerció gran influencia en distintas regiones de Asia, África y el Mediterráneo; sin embargo, este gran poderío los llevó a creer que podían conquistar Atenas y tras el intento fallido los atlantes regresaron a la isla para enfrentar el castigo de Zeus (rey de los dioses del Olimpo).

Aunque en Critias sólo se menciona que Zeus decidió castigar la soberbia de los atlantes, no se dan mayores detalles al respecto; aunque a menudo se piensa que la Atlántida fue objeto de terremotos e inundaciones violentas que causaron su hundimiento y destrucción en las aguas del Atlántico.

A pesar de que Platón ofreció descripciones detalladas del continente perdido, la mayoría de sus estudiosos afirman que sus escritos son sólo metáforas de lo que llegaría a suceder con la sociedad cuando alcanzara un poderío similar al de los atlantes. No obstante, hay quienes piensan que la Atlántida existió realmente en algún momento de nuestra historia y es a partir del siglo XIX con la publicación del libro La Atlántida: el mundo antediluviano en 1882 que comenzó a resurgir el interés por esta tierra, así como numerosos estudios y teorías de su paradero actual. El libro de Donelly no es otra cosa más que una compilación de hechos reales, conjeturas e historias mezcladas para crear una teoría respecto a la supuesta verdadera existencia de la Atlántida.

Una de las principales premisas de la publicación de Donelly, es la supuesta gran inundación que la mayoría de culturas antiguas han reportado en sus escritos. Los que van un poco más lejos en sus teorías, dicen que es muy posible que los atlantes fueran aliens o que emigraron al continente americano para formar las antiguas tribus americanas. En lo que concierne a la localización del continente, mucho se ha especulado, algunos dicen que se ubica en medio del Océano Atlántico; otros suelen relacionar la Atlántida con Thera, una isla volcánica griega devastada por una erupción volcánica en 1625 a.C. Desafortunadamente, a pesar de las numerosas hipótesis y estudios en torno al continente perdido de la Atlántida, no se han descubierto vestigios que comprueben su antigua existencia.

16 Comentarios
  1. abi
    septiembre 1, 2010 | Responder
  2. María Fernanda Isturiz
    marzo 16, 2012 | Responder
  3. noviembre 3, 2012 | Responder
  4. susanaisabelsepulbedaruiz
    febrero 5, 2013 | Responder
  5. marzo 20, 2013 | Responder
  6. yesi
    abril 8, 2013 | Responder
  7. luis
    abril 28, 2013 | Responder
  8. erick
    abril 30, 2013 | Responder
  9. mayo 13, 2013 | Responder
  10. rachel
    junio 11, 2013 | Responder
  11. lina
    junio 12, 2013 | Responder
  12. yuliandry
    junio 21, 2013 | Responder
  13. junio 26, 2013 | Responder
  14. Dahlia
    junio 30, 2013 | Responder
  15. Edu de Val
    julio 17, 2013 | Responder
  16. Lola
    noviembre 9, 2013 | Responder

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *