Abducciones

abduc

Las abducciones son supuestos secuestros de seres humanos perpetrados por seres de otros planetas con el fin de someter a los “abducidos” a diversos experimentos e incluso, se dice, para tener relaciones sexuales con ellos. Estos experimentos se llevan a cabo en el interior de la nave extraterrestre, aunque ninguna de las víctimas sabe decir qué clase de experimentos son. Otra coincidencia entre los que afirman haber sido abducidos, es que experimentan periodos en los que no saben qué sucedió; este “tiempo perdido” generalmente es el paso previo a ser liberados; las personas secuestradas sólo son capaces de recordar que fueron abducidas, los experimentos a los que fueron sometidos, por último se presenta la pérdida de memoria y/o conciencia y al momento siguiente se encuentran a sí mismos en el lugar en el que se encontraban antes del secuestro, o bien, en un lugar completamente distinto al de origen.

Aún cuando los reportes de naves espaciales y objetos voladores no identificados se remontas incluso al antiguo Egipto, la historia de las abducciones es bastante reciente; y es a partir de la primera mitad del siglo XX que comienzan los primeros relatos de personas supuestamente abducidas. Resulta curioso que las primeras abducciones coincidan con la explosión de la literatura de ciencia ficción y los primeros viajes espaciales. Sin embargo, son dos casos en específico los que marcan el inicio de estas supuestas experiencias:

  1. El 16 de octubre de 1957, un agricultor brasileño de 23 años, Antonio Villas Boas, mientras trabajaba en el campo vio aparecer en el cielo una estrella roja que poco a poco se le fue acercando. Antonio asustado intentó huir del lugar; sin embargo, un humanoide le cerró el paso y lo obligó a subir a su nave. Dentro de la nave fue desnudado y le tomaron muestras de sangre. Posteriormente, afirmó que tuvo contacto con una humanoide con la cual tuvo relaciones sexuales. Todo parece indicar que la abducción tenía por objeto que la humanoide se embarazara, así que una vez que tuvieron relaciones sexuales lo condujeron al exterior y la nave desapareció. Días después, Antonio Villas Boas comenzó con malestares y fue a consulta, ahí los médicos diagnosticaron que había sido sometido a radiación.
  2. El otro caso famoso tuvo lugar en New Hampshire el 19 de septiembre de 1961, cuando Betty y Barney Hill viajaban en auto hacia Quebec y en algún punto de la carretera vieron un brillante punto de luz que aterrizó muy cerca de su auto; con la ayuda de los binoculares se dieron cuenta que se trataba realmente de un “platillo volador” y que de él salieron cerca de 10 humanoides. Asustados, lo único que pudieron hacer fue huir del lugar, al llegar a su casa se sentían cansados y sólo tenían algunos recuerdos de lo que había sucedido, lo más desconcertante fue que la correa de los binoculares estaba rota y el vestido de Betty estaba rasgado y tenía rastros de un polvo rosa. Unos días después la pareja decidió informar a las autoridades militares de lo que les había ocurrido y tiempo después, Betty Hill comenzó a tener pesadillas de lo que había sucedido durante su secuestro. El caso recibió tal atención por parte de los medios, que el matrimonio Hill fue sometido a estudios psiquiátricos e hipnosis, los resultados arrojaron que la pareja sufría una “aberración mental.”

Los dos relatos anteriores, son sólo el comienzo de un sinfín de reportes de abducciones; hasta el momento no se ha podido confirmar la veracidad de ninguna de éstas y, dado que las abducciones se llevan a cabo en lugares solitarios donde no hay testigos que confirmen los relatos y ninguna de las víctimas presenta pruebas físicas de su abducción (como algún objeto de la nave), es imposible afirmar que las abducciones realmente existen.

2 Comentarios
  1. Rey
    Junio 25, 2010 | Responder
  2. salchichita
    Octubre 26, 2011 | Responder

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *